Clasificación de las explotaciones porcinas


Las explotaciones porcinas se clasifican en alguno/s de los siguientes grupos y subgrupos, de acuerdo con las características que en los mismos se señalan:

 

A) Por su orientación zootécnica:

  • Ganaderías de selección:

Son  las dedicadas a la explotación y mejora de razas puras o reproductores porcinos híbridos o cruzados.

  • Ganaderías de multiplicación:

Son aquéllas dedicadas a la explotación de razas definitivas con estándar racial aprobado oficialmente en España, o a la multiplicación de estirpes selectas procedentes de las ganaderías de selección, con el fin fundamental de obtener hembras con destino a la reproducción, debiendo reunir los siguientes requisitos:

    • Contar con un efectivo mínimo de treinta hembras de cada raza que exploten en fase de reproducción.
    • Estar los verracos que se utilicen inscritos en los Libros Genealógicos o en los Registros Oficiales de Ganado Selecto correspondientes.
    • Llevar un programa definido de profilaxis e higiene contra las principales enfermedades de la especie.
    • Explotaciones de Recría de futuros reproductores: Estarán dedicadas a la recría-engorde de lechones procedentes de una sola explotación de selección o multiplicación, cuyo destino sea la reproducción o, marginalmente, la fase de acabado de cebo.
    • Explotaciones de Transición de reproductoras primíparas: Serán las explotaciones que alberguen exclusivamente hembras primíparas procedentes de una sola explotación de origen, para ser fertilizadas y comercializadas con carácter general como reproductoras gestantes.
  • Ganaderías de producción:

Se entiende por ganaderías de producción aquellas cuya actividad se limite a la producción de animales con destino a su cebo, en la propia explotación o para su venta a cebaderos. Las ganaderías de producción se dividen en:

  • Explotaciones de ciclo cerrado: todo el proceso productivo -cría, recría y cebo- tiene lugar en una misma explotación y utilizando únicamente la producción propia.
    • Explotaciones de venta de lechones y/o primales: el proceso productivo se limita a la cría hasta el destete y/o a la recría para su cebo posterior en cebaderos autorizados.
    • Tipo Mixto: son las explotaciones que utilizando sus propios lechones, recrían y ceban, sin perjuicio de que parte de dichos lechones o primales sean transferidos a otros cebaderos autorizados.
    • Cebaderos: Estarán dedicados al cebo de animales con destino al sacrificio, con la única excepción de los animales del tronco ibérico que podrán finalizar el cebo en montanera como paso previo al sacrificio.
  • Aprovechamientos de montaneras:

Serán los dedicados exclusivamente al aprovechamiento en régimen de montanera, con un número de cerdos no superior a 350, siempre con una carga ganadera inferior a un cerdo por hectárea, en los períodos comprendidos entre el 1 de octubre y 15 de abril.

 

 

B) Por su capacidad productiva:

  • Explotaciones industriales:

a) Serán explotaciones industriales las de producción o cebaderos, dedicadas a la comercialización de dicha producción.

b) Las explotaciones con reproductoras poseerán una capacidad de albergue de reproductores y sólo podrán cebar los cerdos que le correspondan en razón de su capacidad de alojamiento autorizado para cebo.

c) Las explotaciones industriales se clasifican en los siguientes grupos en función de la capacidad productiva o de alojamiento autorizado:

Grupo I: de 6 a 50 reproductoras y/o hasta 350 animales de cebo.

Grupo I I: de 51 a 200 reproductoras y/o hasta 2.000 animales de cebo.

Grupo I I I : de 201 a 750 reproductoras y/o hasta 5.500 animales de cebo.

d) No se autorizarán explotaciones nuevas o ampliación de las existentes para una capacidad superior a la establecida en el grupo III.

  • Explotaciones familiares, aquellas que alberguen un máximo de cinco reproductoras y/o veinticinco cerdos de cebo.
  • Explotaciones de autoconsumo, son cebaderos que no comercialicen su producción y su objetivo sea el abastecimiento exclusivo de la familia que las sostienen, no pudiendo sobrepasarse por explotación la cifra de 5 animales.
  • Explotaciones especiales, en las que se incluirán las de selección, de multiplicación, los centros de inseminación artificial, las de recría de reproductoras y las de transición de reproductoras primíparas y los núcleos de producción porcina.

 

 

C) Por el Régimen de Explotación:

  • Extensivas, entendiéndose como aquellas explotaciones cuyos sistemas de producción porcina cuentan con recursos naturales adecuados para su aprovechamiento por el cerdo, fundamentalmente en régimen de pastoreo en áreas del ecosistema de dehesa. Se incluyen en este grupo las explotaciones de cebo en montanera. No se considerarán como extensivas aquellas explotaciones que superen los 15 cerdos por hectárea.
  • Intensivas, son aquéllas en las que el ganado porcino está alojado en las mismas instalaciones en las que se suministra la alimentación, fundamentalmente a base de pienso compuesto, incluso aquéllas que cumpliendo lo anterior, usen la modalidad de cría al aire libre con el denominado sistema camping.
  • Mixtas, son el resultado de la coexistencia del régimen de explotación extensivo e intensivo.
  • Comunales o de benéfica, son aquéllas administradas por Ayuntamientos, Sociedades Benéficas o similares, precisando, por su propia naturaleza, una ordenación específica en su sistema de manejo.